Seguramente estás más familiarizado de lo que piensas con los sistemas de membresías, quizás tienes suscripción a Netflix, Disney Plus, Spotify, Youtube u otro sistema de contenidos. 


O tal vez estás inscrito en un gimnasio, aprovechas las millas que te otorga una línea aérea o formas parte de algún club de precios en una tienda. Todos estos son ejemplos de sistemas de suscripción que ofrecen ventajas tanto para los negocios como para sus clientes.    


Un sistema de membresías y suscripciones es igual a ofrecer productos y servicios de manera extendida y recibir por ello una cuota recurrente.   


Los suscriptores deben obtener beneficios concretos por una membresía, por ejemplo, el uso exclusivo de un contenido o producto, un servicio preferencial y precios más bajos que los que se pagarían en una sola ocasión, entre otras ventajas.             


Los sistemas de membresías no son nuevos, antes de convertirse en un modelo exitoso para negocios digitales, las suscripciones ya funcionaban, por ejemplo, en videoclubes, periódicos o revistas, de hecho, algunas de estas publicaciones físicas todavía perduran con este modelo de negocio.    


Las membresías han perdurado porque los clientes obtienen beneficios concretos y porque las empresas que les proveen de un servicio logran una estabilidad que les permite funcionar y prestar sus servicios con eficacia, mantener activas sus finanzas y lograr sus metas de crecimiento.  

      

Suscripciones, beneficios recíprocos entre tu marca y los clientes 


Pero una membresía representa algo más que un servicio a cambio de un pago recurrente. Puede llegar a otorgar un sentido de pertenencia en el cliente. La empatía entre una marca y sus clientes  abonar a la fidelización que deriva en la retención de clientes,    


Una investigación de CFO Research y Salesforce estima que hasta un 40% de los ingresos de las compañías estudiadas son de clientes recurrentes, es decir, funcionan bajo un modelo de suscripción. Ello da cuenta del éxito de esta modalidad de negocio, que entre otras, ofrece ventajas como las siguientes:  


  • La posibilidad de un cliente suscriptor recomiende 


  • Eficacia para mantener activos a los negocios tanto en sus finanzas como en su proyección hacia sus clientes y consumidores.  


  • La oportunidad para iniciar una relación duradera ,siempre y cuando  exista una mejora constante en la experiencia de compra.


  • El producto o servicio extiende su vida útil y su usufructo por parte del negocio permanece a lo largo del tiempo de vigencia de la suscripción.    


  • Un sistema de suscripciones garantiza un flujo de caja constante que permite desarrollar las funciones de la empresa. 


  • El cashflow es más estable y es menos propenso a sufrir una caída repentina. 


  • Es posible mejorar la planificación financiera de una empresa porque existe certeza de ingresos por concepto de membresías.


Sin importar el tamaño de una empresa, si se trata de un pequeño local o una compañía mayor, ofrecer servicios y productos a través de un sistema de membresías ofrece beneficios concretos.  


El reporte Subscription Commerce Economy 2019 estima que la economía de suscripción experimentará una tasa de crecimiento de hasta 17.33% durante los próximos 5 años, lo que te puede dar una idea de los beneficios que este modelo puede ofrecer. 


Son justamente los negocios que integran un sistema de membresías los que pueden 

esperar mejores resultados dada la estabilidad financiera que un cash flow positivo, derivado de la certeza de pagos por parte de clientes, garantiza.  


Recurrencia de pagos, motor de membresías y suscripciones 


La esencia de un sistema de suscripciones, además de productos y servicios efectivos, está en los cobros recurrentes que realizan los clientes suscriptores y Flexio es la herramienta más adecuada por tratarse de una plataforma de cobro y pago online.  


Flexio, otorga a los negocios, sean pymes o de mayor tamaño, la velocidad y escalabilidad que necesitan para organizar sus cobros. Es capaz de potenciar la experiencia de suscripción reduciendo los puntos de fricción al momento que el cliente efectúa el pago. 

¿Cómo se logra esto? Tan sencillo como ofrecer la posibilidad de pagar con tarjetas de crédito y débito una membresía o suscripción. Con Flexio, un pago electrónico se puede realizar a través de una liga de pago que se puede administrar desde cualquier dispositivo móvil.      


Flexio se adecúa a cualquier formato de suscripción para que tus clientes recurrentes puedan pagar sus membresías y tú cobrarlas en fechas predeterminadas. La plataforma se encarga de enviar las notificaciones con recordatorios para que tú ni ellos no pierdan su tiempo.


Acércate a Flexio para conocer más ventajas, pulsa aquí.